El próximo 1 de julio entrará en vigor una nueva modificación del Código Penal: Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal.

Esta reforma introduce muchas e importantes modificaciones en nuestro actual Código Penal, siendo una de las más significativas la supresión completa del Libro III del Código Penal, que es aquél en el que se regulan las “Faltas”, es decir, aquellas conductas de “menor entidad” castigadas con penas más leves y que se venían regulando en los artículos 617 a 639 del actual Código Penal. A partir de ahora, algunas de las antiguas Faltas se denominarán “Delitos leves”, mientras que otras Faltas directamente desaparecen con la nueva Ley.

Empezando por el principio, la razón para la supresión de las Faltas se explica en la Exposición de Motivos de la Ley Orgánica modificadora del Código Penal, que aduce causas como el principio de mínima intervención penal, así como el de la racionalización del uso del servicio público de Justicia, a fin de reducir el elevado número de litigiosidad y favorecer una respuesta judicial eficaz.

Vamos a prestar en este análisis, especial atención a los accidentes de tráfico y a la afectación que la supresión de las Faltas tendrá en su tramitación legal y judicial a partir de este momento:

Hasta la fecha, las consecuencias derivadas de los accidentes de tráfico encontraban su regulación en los números 2º, 3º y 4º del artículo 621 del Código Penal.

Regulación en la actualidad del Art. 621 CP:

  1. Los que por imprudencia leve causaren la muerte de otra persona, serán castigados con la pena de multa de uno a dos meses.
  2. Los que por imprudencia leve causaran lesión constitutiva de delito serán castigados con pena de multa de 10 a 30 días.
  3. Si el hecho se cometiera con vehículo a motor o ciclomotor, podrá imponerse además la pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo de tres meses a un año.

Con la nueva Ley, se eliminan de la regulación penal las imprudencias leves con resultado de muerte y de lesiones causadas en accidentes de tráfico:

 Nueva regulación de las lesiones causadas por accidentes de tráfico a partir del 1 de julio de 2015:

 Se modifica el artículo 147, que queda redactado como sigue:

  1. El que, por cualquier medio o procedimiento, causare a otro una lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física o mental, será castigado, como reo del delito de lesiones con la pena de prisión de tres meses a tres años o multa de seis a doce meses, siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico. La simple vigilancia o seguimiento facultativo del curso de la lesión no se considerará tratamiento médico.
  2. El que, por cualquier medio o procedimiento, causare a otro una lesión no incluida en el apartado anterior, será castigado con la pena de multa de uno a tres meses.
  3. El que golpeare o maltratare de obra a otro sin causarle lesión, será castigado con la pena de multa de uno a dos meses.
  4. Los delitos previstos en los dos apartados anteriores sólo serán perseguibles mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal.»

Se modifica el artículo 152, que queda redactado como sigue:

1. El que por imprudencia grave causare alguna de las lesiones previstas en los artículos anteriores será castigado, en atención al riesgo creado y el resultado producido:

  1. Con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a dieciocho meses, si se tratare de las lesiones del apartado 1 del artículo 147.
  2. Con la pena de prisión de uno a tres años, si se tratare de las lesiones del artículo 149.
  3. Con la pena de prisión de seis meses a dos años, si se tratare de las lesiones del artículo 150.

Si los hechos se hubieran cometido utilizando un vehículo a motor o un ciclomotor, se impondrá asimismo la pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de uno a cuatro años.

2. El que por imprudencia menos grave causare alguna de las lesiones a que se refieren los artículos 149 y 150 será castigado con una pena de multa de tres meses a doce meses.

Si los hechos se hubieran cometido utilizando un vehículo a motor o un ciclomotor, se podrá imponer también la pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de tres meses a un año.

El delito previsto en este apartado sólo será perseguible mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal.

Vemos, por tanto, cómo el nuevo Código Penal habla de “imprudencia menos grave”, cuando hasta ahora hablaba de imprudencia leve, y cómo, a partir de ahora, causar la muerte o lesiones a través de esa imprudencia menos grave, será considerada delito, no falta.